La Necesidad de Humidificar las Vías Respiratorias en Pacientes con COVID-19

La principal preocupación clínica en muchos casos de neumonía de COVID-19 es atender las necesidades de oxígeno de los pacientes. Sin embargo, como sucede con las infecciones respiratorias en general, asegurar la humidificación adecuada de las vías respiratorias también podría ser esencial para tratar con éxito a estos pacientes.

Los peligros de la humidificación insuficiente de las vías respiratorias

Es de amplio conocimiento que para que el sistema respiratorio funcione de manera óptima y para que se produzca el intercambio gaseoso en los alvéolos, el gas inhalado debe tener una humedad relativa próxima al 100 %.1 Si las vías respiratorias están sanas, calientan y humidifican cada inspiración para preservar su funcionalidad y capacidad de defenderse contra los microbios patógenos mediante la eliminación mucociliar. Si no hay suficiente calor y humedad, el barrido mucociliar puede verse comprometido y hasta dañado. En la Figura 1, se puede observar la relación entre la humedad y la función óptima de la mucosa.

Figura 1. Función mucociliar frente a humedad inspirada
Tratamiento de COVID-19

Los síntomas de una neumonía viral pueden comprometer la función de la mucosa. En el caso de COVID-19, las recomendaciones de tratamiento vigentes apelan a la restricción de fluidos en determinadas condiciones2, algo que podría comprometer aún más la capacidad del paciente de calentar y humidificar las vías respiratorias.

No obstante, varias recomendaciones también apelan al uso de la oxigenoterapia de alto flujo para estos pacientes, lo que podría ayudar a abordar este problema del tratamiento. Las herramientas que se encuentran en este marco proporcionan flujos de oxígeno caliente y humidificado. En un estudio reciente de la bibliografía, se señaló que el oxígeno de alto flujo caliente y humidificado que se administra a los adultos que tienen enfermedades respiratorias se asocia a una mejor tolerancia y comodidad, una mejor función mucociliar, una mayor eliminación de la secreción y prevención del colapso pulmonar, entre otros beneficios.3

Consideraciones para la humidificación del oxígeno de alto flujo

Ya que la humidificación óptima es beneficiosa para esta población de pacientes, es importante saber que no todos los dispositivos que se encuentran en el marco de oxígeno de alto flujo administran la humidificación de la misma manera.

Muchos dispositivos básicos de cánula nasal de alto flujo utilizan la humidificación de paso, un proceso por el cual el gas respirable pasa sobre agua muy caliente a fin de que incorpore humedad y se humidifique. Los dispositivos que utilizan este método emplean temperaturas más altas que las establecidas para la generación y el mantenimiento de la humidificación. También utilizan un circuito de cables calefactores para suministrar el gas humidificado al paciente. El aspecto negativo más común de este dispositivo es que, como el tubo no se calienta de manera uniforme, puede producirse una condensación cuando el gas entra en contacto con superficies más frías.

Un método alternativo que se utiliza en la insuflación nasal a alta velocidad (HVNI) de Vapotherm es la humidificación por membrana. En este proceso, se introducen moléculas de agua en el trayecto del gas a través de una membrana para producir un vapor de grado médico sin altas temperaturas. La humedad y el calor del vapor mantienen su estabilidad energética durante todo el trayecto hasta el paciente mediante un tubo de salida de agua caliente recubierto y con aislación. El tubo adquiere una temperatura templada, similar a la temperatura corporal, y el paciente no sufrirá quemaduras, aunque el contacto con la piel sea prolongado.

En la Figura 2, se pueden observar en paralelo las señales de calor de los dos métodos de administración. Es evidente que el tubo de HVNI se diseñó para asegurar que el gas permanezca humidificado y que no pierda calor ni humedad por la condensación en el trayecto hasta el paciente.


Figura 2. Cables calefactores frente a tubos de salida de agua recubiertos

Entender la importancia de la humidificación óptima de las vías respiratorias es uno de los factores que podría ayudar al personal de salud a tratar de manera exitosa a los pacientes con complicaciones, como los pacientes que padecen COVID-19.

Referencias

1. Williams R, Rankin N, Smith T, Galler D, Seakins P. Relationship between the humidity and temperature of inspired gas and the function of the airway mucosa. Critical care medicine. 1996;24(11):1920-1929.
2. Alhazzani W, Moller MH, Arabi YM, et al. Surviving Sepsis Campaign: guidelines on the management of critically ill adults with Coronavirus Disease 2019 (COVID-19). Intensive care medicine. 2020; Un-edited accepted proof.
3. Roca O, Hernandez G, Diaz-Lobato S, et al. Current evidence for the effectiveness of heated and humidified high flow nasal cannula supportive therapy in adult patients with respiratory failure. Critical care. 2016;20(1):109.
2020-06-30T11:16:51-04:00Abr 17|Vapotherm Blog|
Go to Top