Pacientes con EPOC y COVID-19 – Comprendiendo el Alcance de la Insuflación Nasal a Alta Velocidad

Es de amplio conocimiento que las personas que tienen afecciones subyacentes corren mayor riesgo de enfrentar peores consecuencias de COVID-19. Gracias a las investigaciones realizadas por Leung y colegas, ahora comprendemos algunos de los mecanismos que pueden estar agravando los efectos en fumadores y en individuos que padecen EPOC y que contraen  COVID-19.

En el artículo publicado recientemente, “ACE-2 Expression in the Small Airway Epithelia of Smokers and COPD Patients: Implications for COVID-19” (Expresión de ACE-2 en el epitelio de las vías respiratorias bajas en fumadores y pacientes con EPOC: las implicaciones de COVID-19), los investigadores concluyen que los fumadores y los pacientes con EPOC presentan grandes cantidades de un receptor celular, la enzima convertidora de angiotensina (ACE)-2, en las vías respiratorias bajas1, lo que produce consecuencias significativas, ya que este receptor específico es la entrada principal por la que el virus SARS-CoV-2, causante de COVID-19, ingresa a la célula y la infecta.

La combinación de COVID-19 con EPOC presenta varios desafíos para el tratamiento. Tradicionalmente, un paciente con EPOC que tiene dificultades respiratorias habría recibido respiración mecánica no invasiva con presión positiva (NiPPV, por sus siglas en inglés) para tratar la hipercapnia. La NiPPV es una de las modalidades sugeridas para el tratamiento de la respiración en personas con covid-19, de acuerdo con las recomendaciones de las comunidad médica mundial; sin embargo, los criterios de recomendación no son unánimes. Algunas organizaciones, como la Sociedad Americana de Cuidados Intensivos (SCCM, por sus siglas en inglés)2 y la Sociedad de Cuidados Intensivos de Australia y Nueva Zelanda (ANZICS, por sus siglas en inglés)3 proponen probar la oxigenoterapia nasal de alto flujo en pacientes que no requieren intubación y emplear la NiPPV solo si la terapia de alto flujo fracasa o no se encuentra disponible.

En la carta, “High flow nasal cannula is a good treatment option for COVID-19” (La cánula nasal de alto flujo es una buena opción de tratamiento para COVID-19), Geng y colegas también señalan que la NiPPV “necesita de una cooperación antropotécnica y es incómoda”.4

El uso de la HVNI para tratar la hipercapnia

Con ciertas recomendaciones y médicos expresando una preferencia por el alto flujo en pacientes con COVID-19, es importante que los profesionales de la salud entiendan que no todos los tratamientos de alto flujo son iguales. En un principio, la insuflación nasal a alta velocidad (HVNI, por sus siglas en inglés) puede parecer similar a la de alto flujo, es un dispositivo que libera grandes volúmenes de gas acondicionado a través de una cánula nasal. Sin embargo, la HVNI es un tipo de respiración mecánica no invasiva sin mascarilla para pacientes con enfermedades respiratorias, como hipercapnia, hipoxemia, disnea, enfermedades respiratorias secundarias y otras afecciones médicas. Tiene la eficacia clínica de la NiPPV, pero sin la mascarilla.5 Por esta razón, es una modalidad tentadora para los profesionales de la salud que tratan pacientes con COVID-19que no precisan intubación.

Uno de los motivos por los que ANZICS no recomienda la NiPPV para uso de rutina es porque el riesgo de transmisión, en especial con una mascarilla que tiene un ajuste deficiente, puede ser más alto que en los dispositivos de alto flujo.3 La HVNI también ofrece una ventaja, ya que al igual que la cánula nasal de alto flujo (HFNC), tiene una interfaz de cánula nasal. Los modelos por computadora sugieren que el uso de mascarillas quirúrgicas en terapias con HVNI puede reducir el riesgo de dispersión de partículas y, con ello, la posibilidad de que los profesionales de la salud entren en contacto con partículas infectadas.

Entender el alcance de la HVNI podría mejorar de manera significativa las opciones que los profesionales de la salud tienen para el manejo de pacientes con COVID-19, en especial, si también pueden presentar hipercapnia.

Referencias

1. Leung, Janice M. et al. ACE-2 Expression in the Small Airway Epithelia of Smokers and COPD Patients: Implications for COVID-19. European Respiratory Journal 2020. DOI: 10.1183/13993003.00688-2020
2. Alhazzani W, Moller MH, Arabi YM, et al. Surviving Sepsis Campaign: Guidelines on the Management of Critically Ill Adults with Coronavirus Disease 2019 (COVID-19). Critical care medicine. 2020;PREPUBLICATION.
3. The Australian and New Zealand Intensive Care Society (ANZICS). COVID-19 Guidelines. Version 1. 16 March 2020. https://www.anzics.com.au/wp-content/uploads/2020/03/ANZICS-COVID-19-Guidelines-Version-1.pdf
4. Geng, Shike et al. High flow nasal cannula is a good treatment option for COVID-19. Heart & Lung: The Journal of Cardiopulmonary and Acute Care. April 13, 2020. DOI:https://doi.org/10.1016/j.hrtlng.2020.03.018
5. Doshi, Pratik et al. High-Velocity Nasal Insufflation in the Treatment of Respiratory Failure: A Randomized Clinical Trial. Annals of Emergency Medicine, 2018. Published online ahead of print. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29310868
2020-06-30T11:30:09-04:00May 5|Vapotherm Blog|
Go to Top